El algoritmo actualmente se utiliza en investigación pero se plantea su incorporación en redes sociales.

Un nuevo algoritmo puede que revolucione la forma en que encontramos fotos entre las miles de millones que hay desperdigadas por redes sociales como Facebook y servicios para compartir fotos como Flickr.

Desarrollado por Parham Aarabi y Ron Appel, de la Universidad de Toronto en Canadá, la herramienta de búsqueda utiliza las ubicaciones de otras etiquetas de fotos para cuantificar las relaciones entre los individuos que aparecen en las fotos, incluso aquellos que no están etiquetados en ninguna foto.

Imagínese que coloca en una red social una foto en la que usted y su madre fueron retratados juntos, construyendo un castillo de arena en la playa. En la siguiente foto, usted y su padre están comiendo sandía. A raíz de las etiquetas en una y otra foto, el algoritmo puede determinar que existe una relación entre su padre y su madre aunque no aparezcan juntos en ninguna de esas dos fotos.

En una tercera foto, usted hace volar una cometa junto a su padre y su madre, pero sólo ésta está etiquetada. Sin embargo, cuando usted busque fotos de su padre el algoritmo puede presentarle esa foto en la que él no está etiquetado.

El algoritmo lo consigue basándose en que hay muchas probabilidades de que él esté ahí retratado. El hábil algoritmo alcanza una alta fiabilidad, y lo logra sin valerse de ningún software de reconocimiento facial o de objetos, reduciendo así de manera drástica su consumo de recursos computacionales.

Este algoritmo actualmente se utiliza principalmente para la investigación y sin duda podrá tener aplicaciones muy beneficiosas, pero una vez más nos preguntamos por la privacidad. Ya se piensa  en incorporarlo en redes sociales.

Fuente: Electrical y Computer Engineering