Por herramientas de control parental entendemos un conjunto de medidas tecnológicas y educativas que nos permiten supervisar el uso que hacen nuestros menores del ordenador, la consola o el móvil. En esta ocasión hablaremos de las medidas tecnológicas.

En determinadas situaciones, madres y padres pueden tener interés en instalar algún tipo de aplicación que permita determinar una serie de restricciones al uso que hacen las y los menores del ordenador, consola o móvil.

Algunos de estos casos pueden ser

En edades tempranas niños y niñas se enfrentan al riesgo de acceder a contenidos en Internet desagradables o no apropiados para su edad. Para que naveguen con libertad y sin miedo, existen filtros y programas informáticos que bloquean determinados contenidos. Pero aún así recordemos que los padres deben acompañar siempre a sus hijas e hijos más pequeños.

  • Cuando el tiempo de uso del ordenador se considere excesivo por todas las partes implicadas en la educación, se puede limitar a través de alguna herramienta de control parental.
  • En ordenadores compartidos nos podemos encontrar con que una menor accede a contenidos razonables para, por ejemplo, su hermano o hermana pero no para ell. Esto es habitual en las consolas de videojuegos donde cada juego está indicado para una edad diferente. La configuración de distintos perfiles de acceso al ordenador nos puede facilitar bloquear contenidos para una determinada persona y no para otra.
  • Las herramientas de control parental también están indicadas en casos de riesgo económico. Por ejemplo en telefonía móvil, determinados mensajes o descargas de contenidos pueden suponer un gasto económico excesivo.

En todos los casos hay que tener en cuenta la situación y la responsabilidad de la menor o el menor ya que la activación de filtros de control parental también puede limitar la funcionalidad de herramientas básicas para su aprendizaje y socialización.

Nunca olvidemos las estrategias educativas

El control parental debe ir acompañado de la información y formación correspondiente que explique a menores el porqué de la activación del filtro y que les prepare para aquellas situaciones en las que dispondrán de un ordenador sin ningún tipo de filtro.

Algunas pautas para esta formación son:

  • Evitar el sentimiento de culpabilidad. Los y las menores, especialmente los de menor edad, tienden a sentirse culpables cuando aparece en la pantalla un contenido desagradable o algún mensaje de error. Las personas adultas deben explicarles que esto puede pasar sin que hayan hecho nada malo y que si se ven en esa situación y no saben qué hacer lo más adecuado es acudir a su padre, madre, tutora o tutor.
  • Pasar tiempo conjuntamente con el menor delante del ordenador, ayudándoles a distinguir publicidad del resto de contenido y explicándoles qué hacer si en el ordenador que está usando aparece algún elemento extraño para ellos.
  • Informar al menor o la menor de los diversos riesgos existentes en la red para que sepa que puede denunciar algunos comportamientos y que no debe ofrecer datos personales tales como la dirección o el teléfono sin consultar antes con sus padres o tutores.

Os seguiremos informando sobre herramientas de control parental.